Julio Ruades Reportaje: Ojalá el vapeo sea el asesino del tabaco


  • ENTREVISTA A JULIO RUADES, 'EL MONO VAPEADOR'
    "Ojalá el vapeo sea el asesino del tabaco"

    [img]WfP81wI.jpg

    "En 2013 tuvimos una oleada de noticias sensacionalistas en medios de comunicación que hicieron mucho daño al sector y la gente no se olvida fácilmente de algo así, aunque fuera falso".

    En la última década el mal llamado cigarrillo electrónico (vaporizador sería el término más correcto) ha pasado de ser poco más que un divertimento para algunos exfumadores chinos, que trataban de dejar el tabaco, a un negocio que mueve más de 10.000 millones de dólares al año, cuya producción, ventas y expansión mundial crece como la espuma.

    El funcionamiento de un vaporizador es sencillo: una batería envía electricidad a una resistencia, que está sumergida en un líquido, mezcla de glicerina vegetal, propilenglicol (ambos aditivos alimentarios), aromas y nicotina (opcional). Cuando la resistencia se calienta genera vapor, que es inhalado por el usuario.

    Varias son las ventajas que el e-cigarette ofrece respecto al tabaco tradicional. La primera y más evidente es que ‘vapear’ (como se denomina al acto de inhalar el vapor producido por estos aparatos) es infinitamente más sano que fumar. Concretamente, entre un 95 y un 99 por ciento, según el Colegio de Médicos Británico, que desde 2016 recomienda su uso a los fumadores que intentan alejarse del vicio. A diferencia del cigarrillo clásico, en el vapeo no existe combustión, y por lo tanto tampoco los miles de agentes tóxicos que generamos cuando fumamos.

    [img]LViMFoo.jpg
    Ventas de vaporizadores desde 2008 a 2017 (en millones de dólares) | Fuente: Statista.com

    Otro de los grandes ‘pros’ del ‘vapeo’ es que la variedad de sabores que ofrece es como la de los helados, prácticamente infinita: los hay de tabaco (paradójicamente), frutales (fresa, manzana, mango, naranja, kiwi, limón…), dulces (caramelo, vainilla, canela, chocolate, natillas, postres…), de bebidas (whiskies, gyntonics, colas, batidos, café…) y un largo etcétera. Son tantos que las catas se han convertido en eventos muy habituales dentro del mundillo 'vaperil'. Por supuesto, la vorágine de sabores se amplifica aún más cuando se combinan unos con otros, como sucede con los líquidos premium, en los que realmente se exprime el potencial de los vaporizadores actuales.

    Pero vapear no sólo es más rentable para la salud, sino también para el bolsillo. Un kit de inicio, recomendado, como su propio nombre indica, para los neófitos que dan sus primeros pasos en este mundillo, suele rondar los 30 euros. A ello tendríamos que sumar el e-liquid, que no supera los 10 euros (30ml). Con esto en el bolsillo ya estaríamos listos para vapear. Descontando la inversión inicial, resulta evidente que 10 euros (suficiente para dos semanas de vapeo) no parece dinero comparado con el monto semanal que un fumador promedio puede llegar a desembolsar en tabaco.

    El vapeo ha tenido una recepción dispar en las diferentes naciones del planeta. Las legislaciones más estrictas han optado directamente por prohibirlo. Tal es el caso de Argentina, Australia, Indonesia, Brasil, Grecia o Venezuela. En otros lugares, como España, Estados Unidos o Francia se equipara al tabaco y se legisla en consecuencia (aunque con matices). No obstante, una gran cantidad de países avanzados lo consideran un método para dejar de fumar, y por tanto lo incluyen en el grupo de los medicamentos: Austria, Alemania,​ Dinamarca,​ Eslovaquia,​ Estonia,​ Finlandia, Hungría, Países Bajos, Bélgica, Reino Unido, Cánada o Suecia son sólo algunos ejemplos.

    'El Mono Vapeador'
    [img]cwS6aUB.jpg
    Julio Ruades (Salamanca, 1983) es una de las caras más visibles del vapeo en España, donde se cree que vapean al menos 500.000 personas. Con 175.000 suscriptores (a 31 de enero de 2018), su canal de Youtube, El Mono Vapeador, es el referente en castellano para miles de usuarios, novatos o veteranos, que quieren saber más sobre esta incipiente tendencia tan propia del siglo XXI. En él ofrece revisiones sobre los nuevos dispositivos que salen a la venta para que los potenciales compradores se hagan una idea certera de la calidad del producto que pretenden adquirir.

    Lejos de su faceta más mediática, Ruades es además un conocido activista pro-vapeo. Portavoz de la Asociación Española de Usuarios de Vaporizadores Personales (ANESVAP), reivindica el vapeo como una alternativa legítima para “consumir nicotina” sin sufrir los perjuicios del tabaco; lucha, junto a su asociación, para defender los derechos de los vapeadores; y trata de realizar una labor divulgativa despejando dudas, enterrando mitos y desmontando prejuicios sobre este, aún desconocido, mundo ‘vaperil’.

    Hoy charlamos con él:

    -La semana pasada veía la luz uno de los estudios más completos realizados hasta la fecha sobre le vapeo . En él se confirmaba que el cigarrillo electrónico es la mejor forma de dejar de fumar, pero también se daba a entender que puede inducir a los jóvenes a fumar. ¿Estás de acuerdo con esta afirmación?

    En absoluto. No me parece algo muy objetivo, pues para ello necesitaríamos una muestra mucho mayor y ver los casos que se han dado. No podemos decir tan alegremente que el vapeo sea una puerta de entrada al tabaco sin todos los datos.

    -Enero de 2018. ¿Es malo inhalar glicerina vegetal, propilenglicol, aromas, potenciadores…?

    Obviamente no es inocuo porque nada ajeno a tu cuerpo que se introduzca en los pulmones lo es. Pero siempre hay que poner en una balanza vapeo y tabaco. Si no haces ninguna de las dos cosas, mucho mejor, pero si tenemos que elegir, el vapeo es hasta un 95% más sano, como dicen los médicos británicos.

    -De hecho, el estudio al que hacíamos referencia antes lo considera “la mejor forma para dejar de fumar”…

    Puede que no sea recomendable empezar a vapear sin haber fumado antes, pero en la comparativa el tabaco se cae por su propio peso.

    -En tu caso, ¿Por qué empezaste?

    Por casualidad. Me encontré un banner en internet con publicidad de uno de estos cacharritos y decidí probarlo. Ni si quiera pensaba en dejar de fumar, pero gracias a este aparato no me costó ningún trabajo.

    -¿Cómo definirías el vapeo para alguien que no sepa lo que es?

    Vapear no sólo es dejar de fumar, va mucho más allá. Para muchos puede ser un hobby o incluso una forma de vida. Aunque quizás la definición más exacta sea que es una forma de consumir nicotina, pero sin combustión y con muchos menos riesgos para la salud que el tabaco.

    -Y sin embargo muchos vapeadores ya vapean sin nicotina…

    Esa es otra gran ventaja. Al principio necesitas la nicotina para deshabituarte del tabaco, pero una vez que se convierte en algo que también es un hobby puedes disfrutar del vapeo sin esa adicción. La eliminas de tu vida.

    -¿Dirías que el vapeo es lo mejor que le ha pasado a tu salud?

    Ya lo creo. Cuando se deja de fumar se notan los cambios muy rápido. En mi caso, uno de los más llamativos es que dejé de roncar. Fue casi automático. Además yo en aquella época comencé a vivir con mi pareja. Después de vapear durante una semana, recuerdo que un día me miro sorprendida y me dijo: Julio ¿ya no roncas?

    -¿Cuál es la principal ventaja del vaporizador con respecto a otros métodos para dejar de fumar como pueden ser los chicles o los parches de nicotina?

    En principio el vapeo sirve para lo mismo que el chicle o el parche, es decir, para introducir nicotina en el cuerpo y evitar que exista un mono. Sin embargo, la ventaja fundamental del vapeo es psicológica, puesto que el vapor suple al humo y hace funcionar el mismo mecanismo mental, lo cual es clave para no recaer: tenemos vapor, que te recuerda al humo, golpe de garganta y nicotina, pero sin los miles de agentes nocivos que contiene el tabaco.
    [img]ih7mxGz.jpg

    -La ley española del cigarrillo electrónico, que es una transposición de una directiva europea, equipara tabaco y vapeo…

    Y es algo contra lo que tenemos que pelear desde las asociaciones; el vapeo no es un producto de tabaco; la legislación es necesaria para aportar seguridad a estos productos, pero no podemos permitir que se nos incluya en esa categoría

    -Habéis hablado con políticos de todos los signos ¿cuál es su opinión sobre el vapeo?

    Mayoritariamente es una opinión bastante receptiva. Hay una gran desinformación y muchas veces se muestran sorprendidos por toda la información que les presentamos en estas reuniones

    -Suele hablarse de lobbies tabaqueros, farmacéuticos, ¿hay un lobby del vapeo?

    Ojalá. El sector del vapeo aún no tiene tanto músculo financiero como para permitirse algo así, y aunque suene políticamente incorrecto, ojalá pudiéramos permitírnoslo, al menos no tendríamos tanta desventaja en esta pelea con los todopoderosos lobbies farmacéuticos y tabaqueros.

    -¿Quién está detrás de empresas como Geek Vape, Vandy Vape, Wotofo, Smok, Eleaf, iJoy…?

    Supongo que simplemente empresarios chinos. Muchas veces se tiene la idea de que hay tabacaleras detrás y, que yo sepa, hasta la fecha, al menos en China, no han entrado en el sector.

    [img]ODZUeaK.jpg

    -¿Por qué China es el epicentro del vapeo a nivel mundial?

    Imagino que por la misma razón que lo es en otros sectores: la mano de obra barata. China es el taller del mundo. Shenzhen, concretamente, que es donde se fabrican la gran mayoría de estos productos, es el centro tecnológico de China. Allí es donde Apple o Samsung fabrican sus dispositivos. Esto da como resultado que el producto final sea competitivo.

    -En tu canal de Youtube, el más importante en castellano, subes revisiones de dispositivos para vapear ¿Alguna vez has recibido presiones para que hables bien de sus productos?

    He recibido presiones de fabricantes chinos, que me han llegado a ofrecer dinero por hacerlo. Pero nunca he aceptado nada, ni he escuchado esos cantos de sirena.

    -¿Cuál es la opinión del español medio acerca del vapeo?

    Aún hay mucha ignorancia sobre este tema. En 2013 presenciamos una oleada de noticias sensacionalistas en medios de comunicación que hicieron mucho daño al sector y la gente no se olvida fácilmente de algo así, aunque fuera falso. Afortunadamente el boca a boca va cambiando cada vez más eso, la Ciencia nos da la razón, y la gente se empieza a dar cuenta de la realidad.

    -¿Cómo valora las siguientes afirmaciones acerca del vapeo?:

    --El líquido tiene una calavera, por lo tanto vapear es malo…

    No en todos. Los líquidos sin nicotina no llevan esa calavera. Sólo la tienen los que la tienen. Pero debemos recordar que el fumador no muere por la nicotina, sino por el alquitrán y el resto de miles de sustancias nocivas que tiene el tabaco. De hecho, la OMS (Organización Mundial de la Salud) equipara la nicotina a la cafeína, llegando a afirmar que un consumo moderado durante toda la vida de una persona sana no debe suponer riesgos para su salud.

    --Dejaste una droga por otra…

    No. Simplemente seguiste consumiendo una sustancia a la que eras adicto y posiblemente sigas siéndolo toda tu vida, de una forma que es un 95 por ciento menos nociva para la salud, según la Ciencia.

    --El vapor molesta a los demás…

    Puede llegar a molestar si es muy abundante. Pero el vapor no hace que te piquen los ojos, ni te impregna el olor en la ropa. Siempre hay que ser respetuosos en los lugares cerrados pero a mí también puede molestarme una persona que un día no se ha duchado y ‘canta’ un poquito. Hay que ser un poco tolerantes. La calle está llena de olores y contaminación, pero no por eso nos quedamos en casa.

    -El principal problema de los actuales trabajos científicos que se aproximan al vapeo es que no ha transcurrido el tiempo suficiente para analizar sus efectos a largo plazo en nuestro organismo. ¿Qué harás si un día se descubre que el vapeo provoca cáncer o algún efecto secundario que nos es desconocido?

    Informar de ello. Y posiblemente sería el primero en dejarlo. Pero por ahora nada nos indica que eso vaya a ser así.
    [img]ukm5f25.jpg

    -¿Cuál es tu esperanza para el futuro?

    Espero que el vapeo acabe superando al tabaco y acabe siendo la herramienta número uno en consumo de nicotina, porque todos ganaremos mucho en salud. Hace poco he visto un estudio que afirmaba que en 2025 habría más tiendas de vapeo que estancos. Lo veo un poco fuerte, pero ojalá.

    -Las ventas del tabaco han descendido un 50 por ciento en los últimos 10 años ¿será el vapeo la puntilla definitiva al sector?

    Ojalá. Lo veo posible porque hay tabacaleras como Philip Morris que ya están apostando por ello. Es posible que en décadas se dejen hasta de fabricar los cigarrillos actuales. Ojalá el vapeo sea el ‘asesino’ del tabaco.


    Del 'tubo de vacío' de Gilbert al atomizador

    *En 1963, Herbert A. Gilbert, veterano de la guerra de Corea y fumador empedernido, presentaba un curioso aparato para dejar de fumar. En la patente, Gilbert describía un dispositivo que prometía ser “un cigarrillo sin tabaco y sin humo”, basado en una batería que calentaba un material empapado en una solución acuosa con sabor para producir vapor. Pese a que Gilbert presentó el trabajo a empresarios privados, farmacéuticas y tabacaleras, nadie se interesó por él. “Hicieron lo necesario para proteger sus nichos de mercado”, declararía Gilbert muchos años después.

    Tendrían que transcurrir más de 40 años para que la idea de Gilbert tuviera una plasmación física y, lo más importante, llegara a ser comercializada. En 2004 se puso a la venta el primer cigarrillo electrónico en el mercado asiático. El artífice fue un farmacéutico e inventor chino llamado Hon Lik, considerado por muchos el inventor del cigarrillo electrónico moderno. No obstante, el diseño de Lik fue copiado ilegalmente por decenas de productores, por lo que el inventor no obtuvo demasiada rentabilidad por su artilugio.

    Cuando el e-cigarette llegó a Europa y Estados Unidos, muchos usuarios quedaron decepcionados por su rendimiento. Ni la cantidad de vapor, ni el sabor, ni el golpe de garganta eran comparables al tabaco. Por ello, algunas personas comenzaron a realizar sus propios diseños, tratando de mejorar el artefacto de Lik. Los hermanos Umer y Tariq Sheikh fueron dos de esos productores ‘de garaje’. Estos hombres de negocios británicos son conocidos dentro de la industria por ser los inventores del ‘cartomizador’, que comenzaron a vender con gran éxito en 2008. A diferencia del diseño de Lik, que calentaba superficialmente el líquido, por lo que apenas se conseguía vapor, el aparato de los hermanos Sheikh sumergían el líquido en un alambre, dentro del líquido, obteniendo mucho más vapor que el anterior cigarrillo electrónico.

    El claromizador ha sido otro de los inventos clave dentro del mundo del cigarrillo electrónico. El gran acierto de este artilugio, puesto a la venta por la compañía Joyetech en 2009, es que introdujo un tanque transparente para el líquido (que aún sigue utilizándose) en el aparato, gracias al que el usuario podía llevar la cuenta del líquido que le quedaba y cuando tenía que rellenar su dispositivo.

    Desde ese momento, se han elaborado miles de diseños diferentes, con diferentes formas de lograr la evaporación del líquido (RDA's, RTA's, RDTA's, retroalimentación...) La tecnología de código abierto del vapeo posibilita que el nivel de originalidad en el sector sea extremadamente alto, por lo que nuevos modelos ven la luz a diario, y los fabricantes no pueden despistarse para no perder el tren de la innovación.*


  • @marindigo Muy buen articulo,gracias por postearlo aca,,saludos


  • @marindigo excelente artículo, de cualquier manera... Me parece que el mono y como una de las figuras de habla hispana podría hacer mucho más que esto.. Digo, en México están pasando una situación compleja los compañeros vapers y no vi ningún video dando su apoyo o llamando a la comunidad para ser solidarios. Últimamente veo las cosas entre líneas...


  • @marindigo Volviste y con todo, muchacho...gracias por el aporte !

Publicaciones Similares