Si pensaban que estábamos jodidos, a cambiarse los calzones que nos garcamos del todo